Sobre Mi

Desde pequeño siempre soñé en grande. Mi padre siempre me inculcó el nunca darme por vencido, el siempre aspirar a más en la vida. En casa el hablar de negocios siempre fue algo común. De hecho mi primera aventura emprendedora la tuve a los 15 – 16 años. No había ni terminado el colegio.

Tuve que dejar a mi familia y mudarme a Lima para poder estudiar Administración en una de las más prestigiosas universidades limeñas. Allí seguí dando rienda suelta a mi capacidad emprendedora, tuve negocios de dropshipping, de venta de infoproductos, marketing multinivel. Entre otros.

En algún momento ingresé al mundo corporativo para aspirar con el tiempo a ocupar un alto cargo, para eso me “estaba preparando”, al menos eso me decían en la universidad. Trabajé durante un tiempo en una prestigiosa entidad financiera. Un trabajo que a la larga llegué a odiar. Estaba pagando un precio demasiado alto por un salario. Un trabajo que se había convertido en una esclavitud dentro de una jaula de oro. Me di cuenta que estaba pagando un precio en estrés, esfuerzo, renuncia a la vida familiar, renuncia al tiempo libre, renuncia al cuidado físico. Yo estaba acostumbrado a manejar mis tiempos, a tener más libertad. Lamentablemente, libertad y buenos ingresos no es algo que esté íntimamente ligado a un empleo tradicional.

El punto de quiebre…

En algún momento durante esa etapa me puse a reflexionar acerca de qué era lo que realmente quería para mi vida. Durante mucho tiempo había visto a mi padre trabajar duro para sacar adelante a la familia. Sin embargo, eso tuvo un costo, y fue el no poder pasar mucho tiempo juntos. Recordé que de niño muchas veces extrañé su presencia. Y ese era el camino hacia el que yo me dirigía, si hubiera seguido con ese empleo tradicional me encontraría en la misma situación en la que están millones de personas alrededor del mundo. Viviendo exclusivamente para trabajar. Y eso es algo que yo no iba a permitir. El día que tenga mi familia, mis hijos, quiero estar con ellos, quiero verlos crecer, llevarlos al colegio, pasar el tiempo junto a la mujer que escogí para acompañarme toda la vida.

Tenía que hacer algo diferente

Me dije “si ya antes he emprendido negocios porque no hacerlo nuevamente”. Fue así que hace un par de años comencé a explorar diferentes oportunidades de negocio. Tenía algunos requisitos para el santo grial que estaba buscando: 1. Que me permitiera vivir el estilo de vida que yo deseaba 2. Que me permita viajar por el mundo y experimentar todo lo que la vida tiene para ofrecer 3. Que me permita compartir y enseñar a otros cómo hacer lo mismo.

Tomando una decisión

Luego de probar diferentes opciones llegué a una conclusión. Para generar buenos ingresos desde casa tenía 2 opciones. La primera era el marketing multinivel (conocido como MLM), y la segunda era teniendo mi propio negocio por internet.

Ingresé a una empresa de network marketing tradicional y empecé a obtener mis primeros resultados. El equipo crecía cada vez más y yo empezaba a generar más ingresos. Sin embargo, había algo que no me cuadraba; si tú eres un networker que ya tiene algún tiempo en la industria, sabrás lo que es una llamada de 3 vías. Esa en la que te apalancas del líder que ya está teniendo resultados. Bueno pues, yo era ese líder. Así que muchas veces tenía que recibir las (muchas) llamadas de algún entusiasta downline de mi equipo. Sin importar la hora que fuera.

Tenía que haber otra manera

Quería un sistema que funcione casi en automático, en el que mi equipo no necesite de mi para poder firmar a alguien. ¿Te imaginas ir de viaje y que tu sistema siga firmando personas para tu red?

Estilo de Vida Mlm

Viajar en familia y generar ingresos es compatible

Pues eso es posible. He gastado miles de dólares en cursos, webinarios y talleres en vivo, que me permitieron aprender y descubrir diferentes técnicas para hacer dinero desde casa gracias al desarrollo de sistemas. No quiero hacer sólo lo suficiente. Tengo METAS ALTAS y GRANDES SUEÑOS que quiero lograr.

Este es el trato que quiero hacer contigo

Si te sientes abrumado con tanta información que hay en internet y quieres que alguien te de un plan que realmente funcione, un sistema paso a paso que haya demostrado que puede ayudarte a tener éxito. Has llegado al lugar correcto. Esta página ha sido creada para apoyarte en tu crecimiento. Aquí compartiré mucha información valiosa que he ido adquiriendo con el paso del tiempo.

Mi objetivo es encontrar personas ambiciosas, que tengan iniciativa y que hagan que las cosas sucedan. Si tú eres una de esas personas estás más que bienvenido a este espacio.

Si quieres conocerme un poco más, puedes hacerte mi amigo en facebook.

Un fuerte abrazo. gracias por estar aquí.

Rafo Silva

Aplica aquí para trabajar directamente conmigo
(Hazlo sólo si estás realmente interesado y abierto a la posibilidad de hacer algo diferente)

yo3

2 Comments

  1. Edgar Puma 12/02/2015
  2. Rafo Silva 12/02/2015

Add Comment